El de British Airways dejará de volar el 31 de octubre. La última travesía del Condorde de Air France despegó ayer a las 10:40 horas del aeropuerto parisiense de Roissy-Charles de Gaulle con destino a Nueva York. El evento congregó a numerosos curiosos y nostalgicos que se agolparon para despedir a este avión emblema francés. Durante las tres horas y media que duró el vuelo, los pasajeros, que pagaron por su billete (de ida y vuelta) 8.600 euros, pudieron degustar un menú compuesto por caviar, langosta buey o lubina.

La compañía gala y British Airways, las dos únicas aerolíneas del mundo que explotan el Concorde, anunciaron el pasado día 10 el cese de los vuelos de sus ´pájaros blancos´ desde París y Londres a Nueva York a partir del 31 de mayo y el 31 de octubre, respectivamente, debido a la baja demanda y los elevados costes.