FteJerez Flight Training Europe

instructor de vuelo

ilustración © Extracrew

Todo piloto necesita de un instructor de vuelo que le enseñe a volar ¿Porqué no le vas a enseñar tú? El instructor transmite conocimientos al estudiante y le guia para convertirse en un buen piloto. Lee aquí las ventajas de convertirte en instructor.


¿Quién puede ser instructor de vuelo?


Cualquier piloto con licencia comercial puede obtener una licencia de piloto instructor de vuelo. Lógicamente necesitarás además la habilitación de tipo o los conocimientos del avión que vas a volar.

El mejor instructor es aquel que tiene una gran experiencia de vuelo, amplios conocimientos de la profesión y con habilidades docentes o comunicativas. No es fácil reunir estas tres cualidades.

En ocasiones la experiencia de vuelo se sustituye por una férrea disciplina en procedimientos y profundos conocimientos aeronáuticos. Algunos pilotos con 500 horas de vuelo se convierten en excelentes profesionales gracias a su autoexigencia y disciplina.

En la aviación hay principalmente tres tipos de instructores:

  • instructor de vuelo; el que vuela en una avioneta y enseña a volar.

  • TRI (Type Rating Instructor; TRE si además es examinador) y

  • SFI (Synthetic Flight Instructor; SFE si es examinador)


En este artículo vamos a hablar del instructor de vuelo.

¿Porqué es bueno ser un instructor de vuelo?


La principal ventaja de esta profesión es la excelente proyección profesional que puedes conseguir como instructor. En la jerarquía de un centro de formación, el instructor es una pieza clave con una buena posición para progresar y desempeñar otras funciones, dentro y fuera de la escuela.

 

Estos son los principales beneficios del instructor de vuelo


1PRESTIGIO: los alumnos respetan y reconocen la calidad del buen instructor de vuelo. Los jefes de estudios y directivos también son conscientes. Ese es un valor que te acompañará toda tu vida laboral si sigues cuidándolo con la disciplina de un buen piloto. Además, el reconocimiento por parte de tus estudiantes es muy reconfortante y se convierte en una gran aportación a nivel personal.



2ACUMULAS EXPERIENCIA: las horas de vuelo con alumnos se apuntan en tu logbook. Cuando tienes unos pocos cientos de horas, cualquier hora extra tiene un valor muy especial. Además las horas de vuelo que acumulas son de mucha calidad, lo que mejora tu propio perfil profesional.



3COBRAS POR VOLAR: no solo acumulas experiencia, sino que además cobras por cada hora de vuelo… es decir, por tu pasión.



4DISFRUTAR DEL VUELO: si volar es tu pasión, aquí vas a disfrutar ya que volarás mucho. Y si ya estás jubilado, podrás seguir volando gracias a tu condición de instructor.



5PROMOCIÓN PROFESIONAL: si tu meta es entrar en una aerolínea, ¡estás de suerte! Tanto las aerolíneas como los aviones ejecutivos valoran muy positivamente al instructor de vuelo. Destaca tu condición de instructor en el currículum y no olvides comentarlo en la entrevista de trabajo.



6CALIDAD DE VIDA: el instructor, a diferencia del piloto de aerolínea, tiene unos turnos de trabajo estables, no sufre jetlag y duerme cada día en casa… ideal para los que tienen una familia que atender o están compaginando el trabajo con el estudio de una carrera universitaria.



7EXCELENTE ACTITUD: el instructor es un piloto al que siempre le acompañará una actitud extraordinaria en toda su vida profesional. Es algo de lo que no te puedes desprender. Tus compañeros te respetarán siempre.



 

Las compañías aéreas y los operadores de vuelos corporativos valoran muy positivamente los curriculums de pilotos instructores.




Anterior


Siguiente

Artículos relacionados:
No hay comentarios aún. ¡Danos tu opinión!
Debes estar registrado para comentar