FteJerez Flight Training Europe

rayo verdeEl rayo verde es un fenómeno atmosférico, convertido por Jules Verne en protagonista de la novela homónima, pero con existencia real (aunque poco frecuente). Se debe al comportamiento de los rayos del Sol poniente o naciente al atravesar nuestra atmósfera. Vamos a tratar de comprender cómo se produce, y en qué circunstancias puede ser visto.





Artículo de David Cejudo, Comandante de A330 de Iberia y Astrofísico.

 
UN POCO DE HISTORIA

Desde muy antiguo se ha documentado este fenómeno. Inscripciones del antiguo Egipto hacen mención a un Sol poniente de color verde. La primera referencia científica moderna apareció en la revista Nature en 1883. Desde entonces se ha intentado cazar el fenómeno, fotografiarlo y, sobre todo, buscar sus causas.

Como las condiciones más favorables para su observación se dan en el horizonte marino, se pensó en un primer momento que era el color del mar el responsable, al atravesar los últimos rayos del sol las crestas de las olas. Sin embargo, esta hipótesis fue pronto desechada, pues el inusual rayo se manifiesta también sobre horizontes terrestres si éstos son llanos.

 
NUESTRA ATMÓSFERA

el rayo verde

Fotografía tomada desde la cabina de un Airbus 340 con gran angular



Los factores que realmente determinan la aparición del rayo verde son los fenómenos atmosféricos de refracción, difusión y absorción.

La refracción, como es sabido, separa -como ocurre en la formación del arco iris- los distintos colores del espectro.

Por otra parte, debido a la composición de nuestra atmósfera, las longitudes de onda azul y violeta son difundidas (esparcidas en todas direcciones) por las moléculas del aire, y por ello la luz azul, durante el día, parece provenir de todas partes (el cielo de la Tierra es azul, no así el de otros planetas con atmósferas diferentes).

La absorción causada por el polvo y otras partículas en suspensión en el aire puede influir en los colores que muestra el Sol en el momento de ocultarse, presentando según las ocasiones un color más rojizo, más anaranjado…

Asimismo, la presencia de nubes, turbulencias atmosféricas, distinta concentración de vapor de agua, etc. producen cada día unas condiciones distintas. La diferencia de temperatura entre distintos estratos o capas de aire puede dar lugar a fenómenos de reflexión y distorsión, que también se sumen a los factores que nos interesan.

Con todo esto ya podemos explicar el esquivo fenómeno: cuando el Sol se acerca al horizonte, la refracción atmosférica separa los distintos colores del disco solar, quedando en su borde superior, por este orden, el violeta, el azul y el verde.

Sin embargo, el violeta y el azul son difundidos por la atmósfera, con lo cual en el momento en que ya sólo el borde superior del disco es visible, es el color verde el que llega a nuestros ojos. No obstante, en condiciones aún más excepcionales es posible observar un rayo azul o violeta.

ATRAPAR AL RAYO VERDE

Para poder observar el rayo verde es conveniente seguir estos consejos:

[numblock num=»1″ style=»4″]buscar un horizonte llano y con gran visibilidad (el mar, una llanura, un desierto)[/numblock][numblock num=»2″ style=»4″]esperar un día de cielo claro y despejado,[/numblock][numblock num=»3″ style=»4″]hacerlo preferentemente en el otoño-invierno, en el que el Sol no aparezca demasiado enrojecido en su caída hacia el horizonte.[/numblock]

Como ves, es muy fácil que se den esas condiciones en la cabina de un avión. Si tenemos suerte entonces, veremos un destello verde durante apenas unas fracciones de segundo, el tiempo que el Sol tarda en desaparecer por completo.

La duración lógicamente depende de la velocidad con que el Sol se pone, y ésta se relaciona con la inclinación del ecuador celeste respecto del horizonte. Así, el Sol se pone verticalmente y por tanto más rápido en el Ecuador, donde el rayo verde es aún más breve. Y mucho más lentamente cerca de los Polos, donde el Sol puede estar más de una hora poniéndose y el rayo verde, por ende, puede permanecer hasta varios minutos. Se han llegado a registrar duraciones de hasta 35 minutos.

 

¿Has visto alguna vez el rayo verde?



Anterior


Siguiente

Artículos relacionados:
No hay comentarios aún. ¡Danos tu opinión!
Debes estar registrado para comentar