FteJerez Flight Training Europe

Malaysian sin velocidades pitotEl aeropuerto de Brisbane tiene una actividad “inusual” de insectos. Tanto es así que las autoridades del aeropuerto publicó en 2015 una recomendación para que los operadores cubran los pitots del avión en escalas superiores a 20 minutos, con el objeto de prevenir el bloqueo de las sondas por infestación.


Sin embargo la colocación de las fundas en pitots ha provocado varios incidentes. En los últimos diez años se han registrado 15 incidentes relacionados con fundas de pitots no retiradas a tiempo, que en alguna ocasión ha provocado incluso el aborto de aviones en la carrera de despegue.

Esto no fue lo que ocurrió al vuelo de Malaysia Airlines el 18 de julio de 2018.

EL AVIÓN DESPEGÓ SIN VELOCIDADES

La tripulación del A330-300 del avión malasio no detectó que estaban puestas las fundas de tres tubos pitot en el chequeo prevuelo en el aeropuerto de Brisbane. Sorprendentemente la tripulación técnica tampoco lo detectó durante el despegue, y se fueron al aire, sin velocidades.

Ni los pilotos ni el personal de tierra se dieron cuenta. Tampoco se advirtió durante el push back, según se desprende del informe preliminar de la ATSB, Australian Transport Safety Bureau.

La tripulación de vuelo se percató del problema en el momento del pespegue, en el take-off roll, a las 23:31 locales. Sorprendentemente, de nuevo, el análisis del cockpit-voice recorder no revela ningún comentario entre pilotos para abortar el despegue durante la carrera. Sólo una vez en vuelo los pilotos se refieren al “unreliable speed” y hacen una llamada de “pan-pan” a ATC advirtiendo de la emergencia.

Después del subir a 10.000 pies, la tripulación desplazó el avión al norte de Brisbane para iniciar el procedimiento y preparar la aproximación.

De acuerdo con los procedimientos, la tripulación puso los tres ADR (air data reference) en off y voló en base al back-up speed scale, que toma datos de los sensores de ángulo de ataque y otras fuentes alternativas para representar una escala de velocidades seguras, mientras que la altitud se obtuvo de los datos del GPS.

Como los ADR estaban en off, la tripulación tuvo que extender el tren de aterrizaje por gravedad, antes de aterrizar con sobrepeso en la pista 01 de Brisbane pasada la media noche. El sobrepeso dañó las compuertas del tren principal al contactar con la pista en la toma, ya que permanecían abiertas debido a la extension por gravedad del tren.

La extensión por gravedad también afectó la dirección del tren de morro, que no estaba disponible tras la toma, por lo que el avión fue remolcado al parking donde los pasajeros y la tripulación pudo finalmente desembarcar.

CHEQUEO PREVUELO EN TIERRA

El chequeo prevuelo en tierra correspondía al mecánico desplazado de Malaysian Airlines, que iba a bordo del avión, dos mecánicos locales del servicio subcontratado por la compañía malaya, y cuatro operarios de handling. Ninguno de ellos alertó de las fundas de los sensores.

Uno de los mecánicos locales colocó las cubiertas de los tres pitots, “tal y como a su entender era la práctica normal”. Según su versión, el mecánico local se lo comunicó al mecánico de Malaysian, sin embargo éste dijo no haber recibido tan información, y el technical logbook del avión no registraba la colocación de cubiertas.

Tanto los pilotos como el mecánico de Malaysian remarcaron que la colocación de cubiertas de pitot en escalas de avión no es habitual. Los investigadores analizaron imágenes de las cámaras del aeropuerto y comprobaron que no se colocaron fundas en los tres vuelos previos de Malaysian.

Sin embargo, las autoridades de Australia recomendaron en 2015 que se colocaran fundas, para evitar la infestación de los aviones con paradas de más de 20 minutos en el aeropuerto de Brisbane.

OTROS INCIDENTES REGISTRADOS

El ATSB ha registrado entre 2008 y 2018 hasta 15 incidentes en los que ni los pilotos ni los mecánicos advirtieron las fundas de pitots en los chequeos prevuelo, ni fueron detectadas por el personal de handling durante el push-back.

Se registraron dos abortos de despegue de sendos A330 en 2006 y 2013 debido a cubiertas en los tubos pitot. En 2013 un Etihad abortó por una funda en el pitot del comandante, que fue colocada durante las 2 horas de escala.

Malaysian Airlines, que no operaba en Brisbane desde 2015, ha enviado una nota a todos los mecánicos y pilotos con información acerca de las cubiertas de pitot en dicho aeropuerto. Además ha introducido procedimientos para asegurarse de que las cubiertas son retiradas antes de un vuelo.

Conviene resaltar la importancia de la redundancia en los procesos de chequeo, especialmente de las tripulaciones de vuelo. No se entiende que ninguno de los pilotos diera una voz de alarma durante el despegue y el avión se fuera al aire a pesar de no tener velocidades, o mostrar distintas velocidades.


Anterior


Siguiente

Artículos relacionados:
1 comentario
Encrew
15/10/2018 14:14
Es sorprendente que los pilotos de Malaysian llegaran a despegar sin velocidades. Una vez no se ha abortado el despegue a bajas velocidades el problema se convierte en otro ¿estaré por encima de la V1? En ese caso el avión podría salirse de pista. ¿Qué circunstancia pudo darse para que continuaran el despegue aún sin velocidades? Imagino una posible respuesta: el anemómetro del comandante sí indicaba una velocidad y el copiloto no alertó adecuadamente del desvío respecto a su propio indicador.
Debes estar registrado para comentar