FteJerez Flight Training Europe

Piloto ataque de ansiedadUna aproximación complicada hizo que el copiloto sufriera un ataque de ansiedad. La mala gestión por parte de los pilotos provocó que la ansiedad se convirtiera en ataque de pánico un día más tarde…


Se ha hecho público el informe de la AAIB (Air Accident Investigation Branch) de Reino Unido por el ataque de ansiedad sufrido por un copiloto en la aproximación a Glasgow. El comandante aterrizó solo.

El suceso ocurrió el 30 de septiembre de 2018, a bordo de un A319 matrícula G-EZGR. Aunque el informe no menciona la aerolínea, se sabe que el avión pertenece a la flota de EasyJet.

 
EL AVIÓN SE DESPLAZÓ EN CORTA FINAL

El origen del ataque de ansiedad se produjo en el vuelo anterior entre Glasgow y Palma de Mallorca el día anterior. En ese vuelo hubo un cambio en la dirección del viento en la toma, mientras volaba el segundo. Eso provocó que el avión se desplazara hacia un extremo de la pista, lo que hizo que el comandante tomara control e iniciara un go around.

Esta experiencia vivida provocó una sensación de ansiedad en el copiloto, ya que era la primera vez que le ocurría. Al día siguiente, el comandante mencionó “wind shear” durante la aproximación a Glasgow, cuando volaba el copiloto, lo que pudo provocar que su estado de ansiedad se convirtiera en un ataque de pánico.

 
ABANDONÓ LA CABINA DE VUELO

Al verse incapaz de continuar con el vuelo, el copiloto abandonó la cabina de vuelo mientras el comandante declaraba emergencia. Con la ayuda de un tripulante de cabina, el avión aterrizó sin problemas con un solo piloto. El copiloto fue tratado médicamente en tierra.

Los investigadores han concluido que los protocolos de ayuda de la empresa no eran del conocimiento del piloto afectado, recién incorporado a la compañía. También se refleja en el informe que los dos pilotos hablaron de los problemas emocionales del primer oficial, pero “no se comunicaron eficientemente”.

El incidente pudo haberse evitado habiéndose dado de baja el copiloto, o bien con una mejor comunicación entre pilotos o mediante los programas de asistencia y ayuda de la empresa.

Experimentar un ataque de pánico no implica perder el certificado médico, pero debe ser “notificado y controlado adecuadamente”, dice el informe.

Tras recibir ayuda por parte de la empresa el copiloto fue autorizado a volver a volar.


Anterior


Siguiente

Artículos relacionados:
No hay comentarios aún. ¡Danos tu opinión!
Debes estar registrado para comentar