piloto coronavirus Organismos internacionales están trabajando intensamente ante la evidente expansión pandémica del coronavirus. Las aerolíneas están viéndose seriamente afectadas y el virus puede condicionar la viabilidad económica de muchas de ellas.


IATA prevé pérdidas entre 56.000 y 100.000 millones de euros por el coronavirus. El mejor escenario es que se recupere la aviación en tres meses.

 
ALGUNOS DATOS GLOBALES QUE EXPLICAN LO QUE ESTÁ PASANDO

Los principales aeropuertos de China han registrado respecto al año anterior un descenso de tránsito de pasajeros. En febrero de este año se sitúa en torno al 80%. Las operaciones de vuelo se han reducido en un 58%, según CAPA.

Corea del Sur ha suspendido el 90% de las operaciones de vuelo. Korean Air, que tiene una flota de 145 aviones, ha dejado 100 aviones en tierra. El CEO de la compañía se ha dirigido a sus trabajadores y ha dicho que la continuidad de Korean Air está en peligro.

Estados Unidos ha prohibido vuelos entre Europa y Norteamérica por un período de 30 días, excluyendo Reino Unido e Irlanda. Una decisión polémica que algunos han definido como decisión política, por la guerra comercial con Europa.

En Sudamérica la lista de países que impone cuarentena a pasajeros europeos va creciendo por momentos. La compañía LATAM ha anunciado una reducción de su oferta de vuelos en un 30% en sus conexiones a Europa y EEUU.

En Europa las aerolíneas cancelan vuelos. Lufthansa reduce su actividad en un 50%, retira sus A380 y cancela 23.000 vuelos. Finnair hará despidos temporales a su plantilla, en períodos de 14 a 30 días. La compañía Flybe ha anunciado su quiebra debido al coronavirus. Norwegian y LEVEL se tambalean, mientras Ryanair reduce sus frecuencias.

El coronavirus acaba drásticamente con 16 años de crecimiento sostenido de la industria de la aviación. Boeing y Airbus serán víctimas igualmente de este cambio de ciclo. Las aerolíneas necesitarán un tiempo para recuperar la actividad previa a la crisis generada por el coronavirus.

 
REACCIÓN EUROPEA

Europa no es ajena a la enorme crisis que debe superar la aviación comercial. Por ese motivo ya ha anunciado que relajará las medidas regulatorias en concepto de slots, para que las aerolíneas no pierdan el derecho de vuelo por las cancelaciones.

Esta circunstancia había provocado que algunos vuelos fantasma sobrevolaran el espacio aéreo europeo, sin pasajeros, para cumplir con los slots de vuelo. Ahora las aerolíneas podrán dejar en tierra los aviones sin temor a represalias.

No todo es un Apocalipsis zombie en el sector de la aviación: según los expertos, el desplome del precio de barril de petróleo servirá de balón de oxígeno. Aunque habrá que preguntarse, ¿qué ahorro en combustible tiene un avión que permanece en tierra…?

 



Anterior


Siguiente

Artículos relacionados:
No hay comentarios aún. ¡Danos tu opinión!
Debes estar registrado para comentar