FteJerez Flight Training Europe

pilotos incapacitadosLos dos pilotos de British Airways tuvieron problemas para concentrarse y no contestaron varios mensajes de ATC. Se sospecha que se incapacitaron parcialmente por culpa de gases tóxicos en la cabina de vuelo. Casi pierden el conocimiento por falta de oxígeno.


El vuelo BA-2676 del pasado 19 de octubre pudo acabar en tragedia. Un A320 con registro G-GATL, cubría el trayecto de Londres Gatwick a Paphos, Chipre. Ambos pilotos casi pierden el conocimiento en vuelo, según publica AV Herald.

Se sospecha que se produjo una intoxicación por gases. El incidente se está investigando.

 
EL COPILOTO DETECTÓ ALGO EXTRAÑO

El avión descendía de 8.000 pies a 6.000 pies cuando el copiloto notó un olor inusual en la cabina de vuelo. Preguntó al comandante, pero este contestó que no percibía ningún olor. Treinta segundos más tarde el copiloto empezó a notar cosquilleo en piernas y brazos.

El copiloto se puso la máscara, con el oxígeno al 100%, como precaución. Entonces informó al comandante de que no se sentía bien, pero el comandante no respondió.

Cuando unos segundos más tarde fue increpado por el copiloto, el comandante dijo que tampoco se encontraba bien y se puso la máscara de oxígeno.

 
ATERRIZARON 13 MINUTOS DESPUÉS

Durante un tiempo ATC llamó en varias ocasiones al BA para que descendiera a 4.000 pies, sin que obtuviera respuesta.

El comandante, que era PF, pidió la lista de emergencia de QRH. Mientras ejecutaban la aproximación completaron los pasos de la lista de emergencia y aterrizaron sin más incidentes en la pista 29 de Paphos, 13 minutos después de detectar la incidencia.

Una vez en tierra los pilotos abrieron las ventanas del cockpit inmediatamente después de la toma pero antes del rodaje al parking, donde apagaron motores y desembarcaron al pasaje.

 
LOS GASES SÓLO SE DETECTARON EN EL COCKPIT

Los pilotos estaban pálidos, mientras que los TCP y pasaje no notaron nada especial. La cabina de vuelo despedía un fuerte olor a combustible.

Los dos pilotos seguían con mareos y dificultad para concentrarse en tierra, por lo que optaron por acudir a un hospital. El examen médico mostró un nivel de oxigeno muy bajo en la sangre y fiebre.

Tras 24 horas de reposo la tripulación técnica volvió en situación a Londres. El avión permaneció 27 horas en tierra antes de volver a Gatwick, con el vuelo BA-2675.



Anterior


Siguiente

Artículos relacionados:
No hay comentarios aún. ¡Danos tu opinión!
Debes estar registrado para comentar