Las plantas motrices, puntos débiles en el A400M.

Las plantas motrices, puntos débiles en el A400M.


A partir de septiembre se cambiarán todas las cajas reductoras en los motores 1 y 3 por defectuosas


SEVILLA (EXTRACREW.COM/Agencias)- Airbus deberá mandar a substituir a partir de septiembre  la caja reductora, o PGB por sus siglas en inglés (propeller gear boxes), de todos los motores 1 y 3 -los que giran a derecha- del avión de transporte militar A400M, , debido a una fisura en ese elemento que provoca el desprendimiento de partículas metálicas en el sistema de aceite.

A comienzos de este año el fabricante de los motores turbohélice que incorpora el avión de transporte militar A400M, la italiana Avio filial de General Electric, notificó a Airbus defectos en este sistema.

La sustitución afectará tanto a los 24 aviones que ya están operativos en manos de los países clientes, como al resto de aeronaves que se encuentran en alguna de las distintas fases de producción en la planta de San Pablo.

Así lo han aseverado fuentes cercanas al constructor aeronáutico, que precisaron que Europrop Internacional (EPI), el consorcio europeo responsable del motor TP400, ya ha aprobado la modificación de esta pieza para que el fallo no vuelva a repetirse, por lo que de aquí a septiembre se confía en tener ya esta versión mejorada «certificada y aprobada».

Falta por establecer el orden en que serán revisados los aviones. No obstante, la prioridad serán los aviones ya en servicio. «Es un problema industrial, no de seguridad», de modo que la directriz a seguir hasta entonces es realizar una inspección cada 200 horas. La instrucción es cambiarla si hay fisuras y si no revisarla a las 20 horas.

Las cajas reductoras no son el único problema del A400M. Recientemente ha aflorado otro defecto, en este caso, de fisuras en el fuselaje en varias zonas donde se emplea una aleación de aluminio que el constructor aeronáutico ha decidido eliminar y sustituirla por otro material que incorporarán los aviones a partir de 2017. El resto, tendrán que ser reparados si aparecen las grietas y se cambiará la aleación aprovechando las paradas de mantenimiento.

Airbus, que no sopesa ningún parón en el programa, pretende tener antes de final de año una estimación del impacto económico que tendrán estas últimas complicaciones. A los nuevos sobrecostes, habrá que añadir las compensaciones que Alemania y otros clientes reclaman por no tener sus aviones en tiempo y forma.

Por ahora, se mantiene el plan para España, que recibirá su primer A400M después del verano.

 


Anterior


Siguiente

Artículos relacionados:
No hay comentarios aún. ¡Danos tu opinión!
Debes estar registrado para comentar