Cuatro años después de la quiebra de la prestigiosa academia, una escuela de pilotos británica aterriza en el vacío aeropuerto



HUESCA (EXTRACREW.COM/Agencias)- la compañía de capital británico AFT, filial de Airways Aviation. Ha firmado con Aena un contrato de arrendamiento de una parte de las instalaciones, en las que ubicará su nueva escuela de pilotos. El contrato se ha firmado por un año, prorrogable por cuatro más.


AFT invertirá 700.000 euros en la adecuación de sus instalaciones en el aeropuerto oscense, aunque la mitad de ese dinero lo cubrirá con los 350.000 euros que se ha comprometido a subvencionarle el Gobierno aragonés a través de su empresa pública Promoción de Actividades Aeroportuarias.


La empresa británica creará seis empleos durante su primer año de actividad y, si completa los cinco años de presencia en el aeropuerto oscense, por entonces el empleo que habrá generado ascenderá a 45 puestos, según los compromisos que ha adquirido con las instituciones. En esos cinco años prevé formar a 388 pilotos.


El aeródromo oscense hace años que dejó de tener vuelos de forma regular. En 2011 y casi coincidiendo con el cierre de operaciones de Pyrenair, la escuela internacional de pilotos Top Fly, cuya sede central estaba ubicada en el aeropuerto de Sabadell quebró, dejando en la estacada a cerca de 200 alumnos y unos 90 trabajadores en total.


Durante todo el año pasado, este aeródromo solo registró 263 usuarios. La media sale a menos de 22 al mes, lo que hace que haya semanas sin cliente alguno.





Anterior


Siguiente

Noticias relacionadas:
No hay comentarios aún. ¡Danos tu opinión!
Debes estar registrado para comentar