La reputación del presidente, obstáculo para la nueva imagen de la low cost



DUBLIN (THEGARDIAN.COM)- Las múltiples salidas de tono en el pasado de Michael O’Leary pasan factura a Ryanair. Esa reputación, ganada en decenas de apariciones en público, no es la mejor tarjeta de visita para el nuevo rumbo que la compañía ha tomado en los últimos meses, en lo que a política de servicio al cliente se refiere.


Por este motivo, el presidente de Ryanair se apartará de la exposición a los medios de comunicación durante el próximo año, según informa el diario The Guardian. O’Leary, y Ryanair, buscan con ello llegar a un público más familiar y de negocios.


La necesidad de ganar presencia entre ese tipo de cliente es obligada. Los resultados no han acompañado a la aerolínea irlandesa este año de la forma que esperaban. A principios de noviembre, Ryanair rebajó por segunda vez en 2013 sus expectativas de beneficios hasta los 520 millones de euros (su predicción inicial ascendía a 600 millones).


El rotativo británico señala a easyJet, y al intento de Ryanair de acercarse a su principal cometidota, como responsable de todo este cambio de actitud por parte de la ultra low-cost.


Leer más…





Anterior


Siguiente

Noticias relacionadas:
No hay comentarios aún. ¡Danos tu opinión!
Debes estar registrado para comentar