Los partos a bordo, sin ser frecuentes, no resultan extraordinarios.

Los partos a bordo, sin ser frecuentes, no resultan extraordinarios.

El avión, procedente de Senegal, tuvo que desviarse a Gran Canaria

GRAN CANARIA (ELDIARIO.ES)- Una pasajera de un avión procedente de Dakar (Senegal) con destino a Bruselas (Bélgica), embarazada de gemelos, dio a luz a uno de ellos en la aeronave.

Ante la situación, la tripulación optó por tomar tierra en Gran Canaria.  Sin embargo, antes de que el avión aterrizara, se alertaron a los servicios sanitarios en tierra  de que se presentaba un parto gemelar, con otro bebé en camino.

Tras el aterrizaje del avión, el médico y el enfermero de la ambulancia medicalizada asistieron a la mujer, aún gestante del segundo bebé, mientras que el enfermero de la ambulancia sanitarizada se encargó del neonato durante el traslado al centro hospitalario.

Tanto la madre como los recién nacidos evolucionan favorablemente.

Anterior
Siguiente