La Agrupación de Escuelas de Formación Aeronáutica (AEFA) demanda mayor reconocimiento social y agilidad administrativa con el objetivo de consolidar a España como primer país en formar a futuros pilotos.

Mapa de España con las escuelas de pilotos agrupadas en AEFA La agrupación considera que potencialmente los centros de formación aeronáutica españoles reúnen todos los requisitos para convertirse en referencia internacional, por su cualificación profesional, equipamiento tecnológico y condiciones meteorológicas.

De hecho, en estos momentos España es uno de los países con mayor crédito, aunque podría ampliar su cuota de competitividad si por parte de las distintas administraciones se obtuviera mayor atención y rapidez a sus solicitudes y requerimientos.

El principal problema estriba en que el sector aeronáutico, y por tanto el ámbito de formación del mismo, está regulado de manera homogénea por las Joint Aviation Regulation (JAR), cuya aplicación nacional no se realiza con la agilidad necesaria para resolver aspectos que en otros países de la Unión Europea y del resto de Europa se resuelven de manera más eficaz.

Cambios de solicitudes, permisos de aeronavegabilidad, asignación de inspectores, flexibilidad en la interpretación de las normas y mejora de instalaciones en algunos aeropuertos y aeródromos donde operan las escuelas son los más comunes.

AEFA defiende que en un entorno global, propiciado por las JAR, la lentitud y complejidad de nuestras administraciones resta posibilidades a la formación aeronáutica española frente a países de nuestro entorno que, reuniendo menos requisitos para impartir esta materia, poseen administraciones más implicadas con este ámbito formativo.

La óptima relación de estos países con sus respectivas autoridades competentes posibilita la captación de más alumnos nacionales y extranjeros, así como la apertura de centros de formación fuera de sus fronteras, pero regidos por sus propias normativas emanadas de las JAR.

AEFA asegura que si España tuviera este tipo de apoyo, podría convertirse sin dificultad en el líder mundial en cuanto a formación de pilotos se refiere por reunir todas y cada una de las condiciones necesarias para tal fin. Los pilotos españoles gozarían de mayores alternativas profesionales en el entorno internacional, lo que determinaría situarse en el mismo nivel competitivo de la mayoría de los pilotos de la Unión Europea y de los Estados Unidos.

Por otro lado, AEFA solicita formar parte de los grupos consultivos de las autoridades competentes, encargados de estudiar nuevas medidas o legislación que afectan al sector de manera global.

Los datos de las escuelas aeronáuticas

Las características de AEFA representan el sobresaliente potencial de España como país encargado de formar a futuros profesionales. Cuenta con una flota de un total de 20 simuladores de vuelo y 132 aeronaves, que se someten a revisiones técnicas diariamente por los centros de mantenimiento de las propias compañías, cumpliendo así sobradamente la reglamentación europea que estipula revisiones técnicas cada 50 horas de vuelo (dos veces al mes, aproximadamente).

Aglutina a un total de 200 alumnos anuales, de los que un 20 por cien son extranjeros, principalmente del entorno europeo y de Latinoamérica. En los últimos diez años se ha experimentado un aumento progresivo del alumnado femenino, aunque actualmente un 80 por cien es masculino.

Las titulaciones más demandadas son las de Piloto de Transporte de Línea Aérea (PTLA) y Gestión Aeronáutica, directamente relacionada con la Universidad. Cada centro de formación de AEFA tiene establecido convenios de colaboración con distintas universidades españolas para la obtención de este título que dota al alumno de titulación superior, por un lado, y mayores posibilidades laborales, por otro.

Los conocimientos de gestión aeroportuaria, habilitan al profesional a desarrollar su ejercicio profesional, no sólo al mando de aeronaves, sino en puestos de dirección de compañías aéreas, en aeropuertos, en escuelas o a crear sus propias empresas relacionadas con el sector.

AEFA ha ido evolucionando hasta convertirse en la principal institución preocupada por la excelencia académica.

Anterior