La presión sociolaboral estaría obligando a IAG a mover ficha

MADRID (EXTRACREW.COM)- La movilización, sin precedentes en la historia reciente de la compañía, de los trabajadores de Iberia estaría poniendo contra las cuerdas a IAG, que barajaría cambios en la cúpula directiva de Iberia para paliar el enorme desgaste de los actuales gestores ante el gobierno del PP y la opinión pública.

El holding, que no prevé llegar a acuerdo alguno ante la “imposibilidad” de renunciar a sus objetivos de adelgazar la compañía para lograr sus objetivos -oficialmente, “lograr que recupere la rentabilidad a medio plazo”, algo que por otra parte se antoja difícil recortando rutas, efectivos y flota- buscaría con los cambios en la dirección de Iberia un refuerzo de la línea más dura, dado que la estrategia de Walsh comienza a dar signos de debilitamiento, en parte debido a la reacción unánime de los trabajadores de Iberia y la solidaridad de algunos colectivos de British Airways, como TCP y pilotos.

El relevo en la presidencia de IAG –y por tanto de Iberia- de producirse, implicaría también una reestructuración al frente de Iberia, que afectaría entre otros al consejero delegado Rafael Sánchez-Lozano.

Según fuentes próximas, el holding aéreo contemplaría el nombre del presidente de Vueling, Josep Piqué, como presidente de la entidad nacida tras la fusión de Iberia y British Airways, algo que el entorno más cercano al ex-ministro del PP se ha apresurado en calificar de rumores, señalando que no se han producido movimientos al respecto por parte de IAG.

Anterior
Siguiente