Mucho antes de los Rolls Trent, de los LEAP, o de los General Electric, reinaban en los cielos motores como los Rolls-Royce Conway o los Pratt & Whitney JT3D. Así sonaban, montados en las góndolas de veteranos reactores de los años 60 como el B707, estos auténticos monstruos.

Videos relacionados